El lado perverso de la autora de Mujercitas

El lado perverso de la autora de Mujercitas

Cuando escuchamos hablar de Louisa May Alcott, la escritora de Mujercitas, nos imaginamos a una simple escritora de novelas juveniles. Suponemos que era una mujer puritana, adaptada a las costumbres morales y éticas de la sociedad del siglo XIX, Pero es interesante descubrir el lado perverso de la autora de Mujercitas…

El lado perverso de la escritora Louisa May Alcott

La escritora Louisa May Alcott

Y bueno, ¿quién no tiene un lado oscuro? Yo hasta tengo más de uno… 🙂 Louisa manifestaba el suyo a través de historias que escribía bajo un seudónimo. Lo cual es lógico, por que en la sociedad en la que vivía, escribir ciertas cosas le podía traer muchos problemas. Entonces lo tenía que hacer en secreto.

¿Qué escribía esta mujer secretamente perversa? Eran “relatos de sangre y trueno”, tal como ella los describía. Bajo el seudónimo de A. M. Barnard, Louisa escribió varios thrillers góticos. Hay un par de estos libros que se publicaron en español. Uno de ellos es El espectro del abad y el otro, Detrás de la máscara.

Detrás de la máscara

Esta es la síntesis de Detrás de la máscara:

Los Coventry, una familia aristocrática de la Inglaterra de 1866, contratan a una joven institutriz llamada Jean Muir. Es una chica recatada, de modales elegantes, pero que oculta una astucia perversa. Jean logra ganarse el cariño y la confianza de la señora Coventry, de su hija Bella, del hijo menor, Edward, y de un anciano y acaudalado tío llamado Sir John. Pero Gerald, el hijo mayor, y su prima Lucía, desconfían de la aparentemente inmaculada institutriz, y comienzan a espiar sus acciones.

El lado perverso de la autora de Mujercitas

Detrás de la máscara, de Louisa May Alcott

Jean tiene el objetivo de asegurarse un esposo con riqueza y posición, y no duda en usar todas sus armas femeninas para alcanzar su objetivo. “No me importa lo que tenga que hacer. Algún día seré rica, famosa y feliz”, dice la malvada institutriz, confirmando sus intenciones.

Ahora me doy cuenta de que muchas de las películas que pasan en Lifetime (por no decir todas) están basadas en historias como esta de Louisa May Alcott.

Así y todo, es un poco ingenuo. Yo esperaba detalles más escabrosos, más sexo, más perversión. Pero quizás, para la época, la historia podía llegar a ser polémica. Sobre todo por que el personaje de Jean Muir no tiene nada que ver con la mujer sumisa que era el ideal femenino en el siglo XIX. Por esto mismo, yo creo que Louisa es una precursora del feminismo.

El espectro del abad

Este es uno de los thrillers más largos que escribió el lado perverso de la autora de Mujercitas. Es, además, uno de los pocos en que el aspecto sobrenatural de la historia queda sin explicación. Veamos una síntesis de la historia:

Un grupo de personajes se reúne en navidad en una antigua abadía. Cada uno de ellos tiene una serie de problemas con los cuales debe lidiar: herencias, compromisos, etc. Pero todo queda en segundo plano, cuando los protagonistas se reúnen en torno al hogar para contar historias de fantasmas. Pero esa actividad, que en principio es apenas un entretenimiento, termina en una tragedia.

El espectro del abad, de Louisa May Alcott

El espectro del abad, de Louisa May Alcott

Sin dudas, otra historia al estilo de las películas de Lifetime.

Algunas sugerencias por si querés leer más…

Relato de una noche tormentosa

¿Por qué excita el bondaje?

Bajo mi dominio

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Letras Ardientes . Powered by WordPress. Theme by Viva Themes.
A %d blogueros les gusta esto: